America Paz – 54

Comparte

Es el año 1977 y estamos en la Calle 54 Oeste en Manhattan, ¿El lugar?, Studio 54, una discoteca neoyorquina conocida por ser unos de los lugares icónicos de la fiebre disco de esa época, por ese lugar pasaron figuras de talla mundial como Mick Jagger, Diana Ross, Dona Summer e incluso abarcó varias presentaciones de Village People. Luego de ser clausurada dicen que ya no fue lo mismo.

Ahora volvemos al presente y America Paz se encarga de volver a abrir las puertas de la mítica disco con su EP llamado “54”. Alejada del sonido Metal de Polimetro ahora nos entrega una fiesta llena de Funk, Pop y mucho Groove, que se integran de una excelente manera con el componente estético de la destacada bajista nacional.

Acompañada de Mars Keys en teclados (Mamma Soul), Hillthsson Miranda en batería (Piedra Negra)  y Gonzalo Arancibia en guitarra (Planta), America Paz se adentra en el sonido de los 70 dandole unos toques de modernidad a su obra, demostrando que no siempre se trata de mostrar todo el talento y virtuosismo que tanto caracteriza a la bajista, muchas veces se trata de poner la nota exacta en el momento exacto.

La fiesta no se hace esperar y “Adrenalina” da inicio con el Groove y las líneas de bajo, acompañados de sintetizadores con el sonido clásico de los 70 con un muy buen manejo de los tiempos y un efecto en la voz característico de la época a la que apela el disco. “Fantasía” calma los ánimos con una letra más melosa y un beat mas parejo, imposible no pensar en Dona Summer y su clásico “Last Dance” aunque esto recién empieza y el teclado de “Humo en la Ciudad” nos avisa que la fiesta sigue, siendo uno de los puntos altos del EP. Ya en la mitad del disco (Lamentablemente) “Hasta que Salga el Sol” sigue la misma tónica del tema anterior y el Groove y el Funk sigue atacando nuestra cabeza.

Como toda fiesta de los 70, es imposible que no tenga una sección para los llamados lentos y “El Silencio” el primer single de este EP, cumple a cabalidad esa responsabilidad, America nos lleva a un lado mas íntimo y nos demuestra su virtuosismo con el bajo eléctrico, además de demostrar que no hay excusas para hacer del instrumento de 4 cuerdas un protagonista dentro de una composición.

Lamentablemente toda fiesta llega a su fin, eso nos hace notar la balada “Oscuro Cielo en mi Alma”, America termina luciendo su voz y mostrando que su talento va mas allá del instrumento que demuestra dominar a la perfección.

54 es un EP que varía mucho entre canciones, igual que una fiesta tiene un inicio, climax y final y la talentosa bajista se preocupó de dejar su sello en cada uno de los tracks, la variedad de tiempos y sonidos es algo que se agradece, pero el único problema con este disco, es que nos deja con ganas de querer como mínimo un after después de una gran fiesta, esperaremos ese after en su próximo lanzamiento.