El renacimiento de 2X

Comparte

La experiencia de 2x en sus ya 24 años de trayectoria nos deja un mensaje de transparencia, perseverancia y no tenerle miedo a nada. Hoy día regresan renovados y con más fuerza que nunca que lo podemos ver claramente en su proyecto “El camino del guerrero”.

Su aprendizaje como banda y cómo se han adaptado a los distintos contextos, nacional, internacional, noventero y actual, puede nutrirnos y guiarnos en nuestro camino musical.

Muchas gracias a los chicos de 2X que creyeron en nosotros y nos abrieron sus puertas para conversar y analizar, desde sus experiencias, el contexto actual para la música nacional.

 

¿Cuál ha sido la evolución que han tenido, con los años de trayectoria que tienen, desde los primeros discos en contextos de los 2000, versus lo que hay ahora que es completamente diferente?

Álex de la Fuente (Vocalista):
Bueno desde que partimos con la banda hemos pasado por muchas etapas.
Partimos el año 94 en el underground ya en 2000 consolidados con un sello sacamos “Pateando Cráneos”, tuvimos la suerte de que en la música nacional había escenario, las radios, la Rock&Pop, Vía X, MTV, que el 40% de MTV latino se graba en Chile. Tuvimos todo el impulso de la escena nacional que estaba en los medios. Además tuvimos la suerte de que eran los tiempos de Deftones, Korn, Limp Bizkit, Papa Roach, estaba toda esta escena new metal y tuvimos un súper buen primer disco que fue el Pateando Cráneos.

Buena cobertura e hicimos hartas giras. Luego sacamos “Lucha Eterna”, después “Acción guerrilla”, que fue un EP, y después sacamos “En pie de guerra”, que era un DVD.

Ahora estamos en el proyecto de “El camino del guerrero” que es una Saga una producción que consta de 4 capítulos cada capítulo es un capítulo doble el cual trae un CD de audio y un DVD que trae toda la historia audiovisual, que documenta en lo que está la banda actualmente.

¿Cuál es el foco que ustedes le están dando a la producción que viene hoy día? ¿A qué publicó por ejemplo van a apuntar?

Alex de la Fuente:
Hoy en día no estamos apuntando a ningún público, sino que simplemente hacemos lo que queremos, ya que hemos hecho un camino que nos permite hacer, más que nada, lo que nos gusta.

De hecho, sí quisimos expandir un poco los mercados de la banda en el sentido de que ya no hacemos el mismo rap metal o new metal de hace 20 años atrás. Ahora estamos haciendo temas que de repente tienen más rock, o tienen más influencia folklórica y hemos tratado un poco de reinventar la banda.

 

¿Cómo ven el contexto actual?

Alex de la Fuente:
Con respecto a la difusión de las canciones. Por ejemplo, ahora hay plataformas como Spotify nosotros estamos casi en 200 plataformas que nos subió el sello.

Hoy en día, la gente ya no anda con el walkman en la calle escuchando el disco que se compró. Y muy poca gente también se compra los discos, bajan los temas que le gustan, escuchan un par de temas, no escuchan el disco entero.

Entonces dijimos, para qué nos vamos a sacar la cresta sacando un disco entero, con todo lo que significa, si ya no son los tiempos de discos. Entonces decidimos dividirlo en etapas y ahí se nos ocurrió esa idea de hacer una narración que tenga una historia.

Sacar un disco implica que tienes que estar haciendo 10 temas, sacas un disco, lo lanzas y tienes una gira promocional de ese disco y fue.

Entonces ahora, nosotros tenemos 10 temas que vamos a entrar a grabar, pero son dos capítulos. Entonces vamos a lanzar el primer capítulo, vamos a hacer la gira promocional y todo lo que implica, videoclip. Terminamos eso y lanzamos el otro capítulo. Y así, entonces es un disco dividirlo en 4 cuatro etapas.

 

¿Cómo es el proceso creativo de 2X?

Alex de la Fuente:
El proceso creativo que hemos estado ocupando, ha sido tomar unas letras qué estaban en carpeta, en base a ellas hemos ido componiendo música y así es como hemos hecho temas completamente nuevos.

Entonces en base a eso comenzamos a hacer la música. Y tenemos un estilo de composición qué donde todos aportamos ideas tratamos de hacer una estructura y una vez que tenemos una estructura la vamos depurando y haciendo arreglos.

Daniel Frommer (Baterista):
En general este proceso composición, yo creo que es la única banda que empieza por la letra. Generalmente se empieza por un riff, o por la batería. Acá lo hacemos al revés, empieza la letra, después la batería y después las cuerdas. Entonces da para muchas direcciones, porque si le sacas las cuerdas, la batería y la voz siguen. Entonces puedes encima de eso componer.

Alex de la Fuente:
Y hemos tenido una metodología súper ordenada para componer. Hemos armado un Home Studio en la sala lo que nos ha ayudado mucho en la composición, porque armamos una maqueta, en base a esa maqueta la trabajamos en la casa los días que no ensayamos, cada uno por separado y después llegamos al próximo ensayo, ya con el tema aprendido.

Daniel Frommer:
La masticamos en la casa. Porque es diferente estar tocando el tema, que escucharlo, así tienes otra perspectiva, cuando estás más calmado escuchas si en realidad funciona o no.

 

Este disco conceptual que están haciendo, ¿La idea es llevar la historia del disco a su show en vivo en las giras?

Alex de la Fuente:
La idea es ésta: Por ejemplo, lo que hicimos con el primer capítulo fue que hicimos una gira de Fénix, tocamos el disco de principio a fin. Después de eso tocamos los temas clásicos de la banda.

Ahora con este disco (El resiste) vamos a hacer lo mismo. Vamos a estar un tiempo promocionando este disco, dónde vamos a hacer un show especial y eso va a ser hasta mitad de año. La otra mitad del año vamos a lanzar el otro capítulo, entonces hay una narración en el disco. Además, en las tocatas hay un cambio, de hecho el logo muta en cada capítulo entonces hay un telón nuevo por cada capítulo.

Daniel Frommer:
La idea es que no solamente sea la música conceptual, sino que todo el arte. Por ejemplo, en el logo quisimos plasmar un inicio, por eso se llama Fénix, la ignición del fuego.

Fénix habla de un Renacimiento también

Alex de la Fuente:
Claro un Renacimiento como banda. Y también, lo que hablan las letras, el despertar del espíritu guerrero de la sociedad. Del espíritu de guerra, de alegar, de ir a protestar. Y por eso los colores son como con fuego, quisimos conceptualizar todo eso. Ahora, habla más del conflicto mapuche también.

 

¿Porque se recogen este concepto étnico?

Alex de la Fuente:
Por buscar raíces, por hacer algo más auténtico y algo que nos motiva a nosotros como chilenos. La música es, no simplemente copiar lo de afuera, sino un poco también pensando en la globalización musical que hay hoy en día, donde tú puedes escuchar una banda de Mozambique, de donde sea, el día que sacó el disco, puedes escuchar en cualquier lado del mundo.

Entonces por lo mismo pensamos que es súper importante ser auténtico, hacer algo que sea de acá.

Por ejemplo, nos ha tocado ir a Perú, fuimos a un festival a Lima a tocar a “Conecta” donde tocamos con bandas de España, de Estados Unidos, de Alaska. Ellos quedaron para atrás con la banda, quedaron locos. Al escuchar la trutruca todos nos preguntaban.

Bueno nos ha pasado acá también, la gente del norte nunca en su vida ha escuchado una trutruca, llama la atención, y le da un gusto distinto a la música. Entonces ya no somos sólo una banda metal.

Daniel Frommer:
Ahí alcanzas otro nivel, ya es una cosa de expansión cultural. Es algo que quizás puede no parecer muy potente, pero la música es un vehículo super masivo.

Alex de la Fuente:
Hay gente que tiene súper clara su descendencia mapuche y hay mucha gente que no sabe en qué momento de su descendencia hubo una cruza con sangre mapuche, pero todos la tenemos.

Nosotros nos reíamos porque la gente no puede dejar de escuchar la trutruca, sin que “se le pare la pluma”, que decimos nosotros, porque algo te renace, te dan ganas, algo te mueve

Alex de la Fuente:
Y eso mismo nos ha abierto puertas, como por ejemplo el Fondart, y básicamente por ese aporte qué estamos haciendo. Porque si hubiésemos postulado como una banda más, tal vez no nos hubiesen tomado tanto en cuenta como con esta propuesta que estamos haciendo ahora.

 

Hay muchas bandas qué salen primero al extranjero y vuelven con música en inglés, muy anglo, otro estilo. Y claro uno dice: Esto no tiene sonido chileno, pero sí lo son. ¿Qué opinan de eso?

Alex de la Fuente:
Claro, es super cuático eso, porque nosotros fuimos a tocar Europa en el 2003 y como no cantamos en inglés, llevamos las letras traducidas en alemán y en inglés entonces las regalábamos como libros de cánticos en las tocatas.

Ahí nos dimos cuenta de que, como músico latino, el impacto qué puedes tener en el extranjero es cantando en español.

A nosotros nos decían que el estilo que hacíamos había pasado de moda hace tiempo en Europa, pero nos iba bien porque era en español. Porque era algo nuevo algo que no habían escuchado, esa frescura latina.

Ese es un error que cometen de repente muchas bandas qué creen que por hacer algo lo más parecido a los gringos es más profesional y no es tan así. A lo mejor sí Sepultura no hubiera puesto su onda latina y brazuca en sus temas, no hubieran llegado a ser Sepultura que son hoy día, es la banda de metal latinoamericana.

Daniel Frommer:
Lo importante al fin de cuentas es la identidad. Tienes que tener bien clara tu postura, no puedes estar que sí, que no. Tiene que ser una identidad propia y un discurso claro. Eso en todas las expresiones artísticas.

¿Ustedes sienten que ese “algo más” es lo que principalmente los tiene hoy día vigentes?

Alex de la Fuente:
Yo creo que ese “algo más” es lo que ha impulsado a 2x desde el principio. Nosotros salimos con bandas como Dracma, Lupus, un montón de bandas que estaban saliendo en ese tiempo y que muchas nunca llegaron a nada. Pero eran muy buenas, como Interdictos, no sé, una camada muy grande que salieron en los 90s. Y nosotros resaltamos entre ellas, yo creo, gracias a la identidad de 2x. Siempre por ese “algo más”, por las letras a lo mejor, porque hablan un lenguaje más directo, a lo mejor no buscan tanta metáfora rebuscada. Todo eso le ha dado una diferencia y un existir durante 20 y tantos años. 2X no ha parado, hemos estado arriba y abajo, pero hemos estado siempre.

 

¿Qué están haciendo para la difusión hoy día, bueno además del respaldo del sello?

Alex de la Fuente:
Empezamos a trabajar con una agencia cultural qué nos va a manejar las redes sociales y nos va a seguir haciendo proyectos como el que hicimos para ganarnos el Fondart.

Además queremos hacer una ventanilla abierta. Que es para irnos de gira algunos países de Latinoamérica.

Otro proyecto más que vamos a hacer, es un concepto audiovisual que se llama “Suburbano”. Una una especie documental sesión, dónde vamos tocar y vamos a invitar a distintos artistas de la ciudad, del submundo artístico, cultural, de la ciudad. Grafiteros, b-boys, tatuadores, gente de otras bandas. Entonces vamos a hacer un evento, sólo con invitados, en una locación cerrada dónde vamos a estar tocando como en una pista de skate. Van a estar andando en skate, bailando break, etc. Todo eso lo vamos a documentar y vamos a hacer entrevistas.

Nosotros vamos a ser como el centro el documental en el sentido que vamos a unir todo. Pero no vamos a hacer los protagonistas, sino que todos los artistas que van a estar.

Esta idea la hemos estado manejando hace ya un año, pero la queremos hacer con presupuesto porque la podríamos hacer a pulso como muchas veces hemos hecho las cosas, pero nos hemos dado cuenta que hay fondos que se están entregando para el arte aquí en Chile y si no lo ganamos nosotros se lo van a ganar muchas veces gente que hace cosas malas que no son buenas.

Cuántas veces no ves tocatas, incluso obras de teatro, películas pésimas, que tú ves que lo hacen con mucha plata que les pasa al gobierno.

Entonces nosotros no vamos a hacernos hijos de nuestro gran hermano, por decirlo así, qué vamos a estar viviendo de lo que el gobierno nos da. Sino que nosotros lo vemos como que hay que quitarle al gobierno lo que está ahí para el arte. Sabemos que si lo hacemos bien podemos obtener recursos. Hacer algo de calidad, dejar un legado.

 

Dejar un legado, además de la música, hay ganas de dejar algo potente.

Alex de la Fuente:
De todas formas, por eso vamos harto de gira, más allá de conocer Chile y ver los paisajes geográficos, también los paisajes humanos nos damos cuenta que en Arica o en Puerto Montt las necesidades son las mismas, las inquietudes son las mismas.

He conocido bandas en esta trayectoria, que la primera vez que tocamos con ellos tenían 16 años. Hoy, después ya de 20 años, los ves grandes con familia. Ya no son los cabros chicos que nos telonearon, son la banda que lleva 15 años en su región, y registra, y tiene público. Ahora son la banda que nos contrata para que vayamos para allá.

Uno ve crecer a la gente conozco cabros que empezaron a ver a 2x a los 17 años, hoy día van con el hijo de 18. Entonces te das cuenta de que trascienden generaciones.

Me ha tocado también papás que no viven con los hijos, me han dicho que, algo que los une, es 2x y van a las tocata juntos.

A mí me pasó muchas veces que veo la gente cantando nuestra canciones y me doy cuenta que el tema están de él, como mío, porque los veo cantando con una garra y con una pasión tan fuerte como la de nosotros. Eso también te motiva como artista, te dan ganas de tomarte serio lo que estás haciendo y tratar de dejar un legado.

 

Con respecto al sonido, ustedes tienen un sonido muy particular. Me gustaría saber ¿Cómo logran ese sonido, tienen alguna técnica, algún equipo especial?

Alex de la Fuente:
Yo creo que eso va ligado con la identidad nosotros. En un principio nos pasó mucho que para lograr un buen sonido queríamos tener ingeniero en sonido o llevar nuestros equipos o llevar un back line completo para la banda.

Pero con los años, me acuerdo, la primera vez que nos dimos cuenta. En la gira de Europa se devolvió nuestro sonidista, quedamos sólo los músicos y tocamos por primera vez en años, estoy hablando de primera vez en seis años que no tocábamos con nuestro sonidista. Estábamos cagados de miedo te lo aseguro cagados de miedo. Decíamos: ¡Puta, a lo mejor nos van a hacer sonar como las hueas!. La banda está en otro país, estábamos tocando en un lugar que la semana pasada había tocado Metallica, en un lugar de Hamburgo súper importante.

Y sonamos la raja ahí nos empezamos a dar cuenta que el sonido de 2x era la identidad de 2x. No era que ocupáramos un efecto, no era que trabajáramos con cierta persona. Nos dimos cuenta que con cualquier back line que fuera óptimo, con cualquier sonidista que supiera hacer sonido, nosotros íbamos a sonar 2x. Porque están hechos los temas así, no es que dependamos de un sonido de bombo dependamos un sonido de guitarra.

Daniel Frommer:
Está en las manos. Está en el piloto no en el auto. Importante hoy en día porque como hay tantos instrumentos.

Alex de la Fuente:
Y la misma tecnología te abre los espectros. Hoy en día que puedes tener un emulador de cualquier equipo de cualquier instrumento.

Daniel Frommer:
Pero eso por otro lado no es tan positivo, porque te pierdes en la lata de hacerte un sonido, en vez de tocar. Estás más concentrado en cómo sonar, que en qué es lo que estás tocando. Un problema que les pasa mucho a los cabros chicos hoy en día, porque al huevón le compran la guitarra, el ampli le compran toda la hueva y el pendejo, lo único que está preocupado es de cómo sonar y no lo que está tocando y eso es una diferencia muy grande.

Alex de la Fuente:
Hoy día, estás grabando cualquier instrumento y te pones a buscar un sonido de bombo y te van a aparecer miles de sonidos de bombo. Mira, yo no sé cómo lo harán, pero yo de verdad después de haber escuchado cien bombos, ya no le encuentro la diferencia el uno del otro. Más pasa por lo que uno quiere lograr de antes. Tener claro lo que uno quiere hacer cuando compones, cuando haces el tema, lo que quieres lograr con la nota, más que como suene el efecto y todo eso.

¿Y particularmente el sonido de Woodstaco el 2016? ¿Cómo lo lograron?

Daniel Frommer:
Lo que dice el Ale es verdad, pero cuando tienes la combinación de las dos cosas ufff.

Esa vez nosotros llevamos un sonidista conocido. Pez Córdoba, que ya nos había hecho sonido en hartas oportunidades.

Lo que djo el Ale, cuando empezaron a tocar sin el sonidista y en cualquier back line y en cualquier batería, todo eso es un entrenamiento. En la giras que hemos tenido en Chile, hemos tocado cualquier equipo, batería con tom, sin tom, sin pedal, con pedal, lo que te puedas imaginar.

Entonces cuando pasas ese nivel de entrenamiento de tocar en cualquier huevá, y te pones en un sistema grande, dejas la cagada. Porque ya no dependes de las cosas para sonar. Sino que sacas de acá todo (indicando el pecho). Entonces si tienes eso y además le agregas un sonidista bueno es la cagada. Pero sin esto (mano al pecho), no existe lo otro.

Tienes que tener esas horas de entrenamiento de tocar en equipos pencas. Y saber sacarles el sonido y hacer música con eso.

Alex de la Fuente:
Cancha, tocar sin metrónomo, sin escuchar al baterista, sin escuchar al guitarrista, como sea.

Daniel Frommer:
Y aun así, conectar y transmitir lo que es la banda. Porque tú puedes estar tocando con algo que no te acomoda, te pones hueón, te enojas y no conectas con la banda.

Alex de la Fuente:
Por eso es super importante, si tú me dices para darle un consejo a los músicos nuevos, es que ensayen mucho. De hecho yo recomiendo que primero se ven la paja de estar un año componiendo y practicando los temas, después que empiecen a tocar en vivo.

La música que tú hagas, si la tocas mal no va a tener ninguna repercusión en la gente. Porque la gente, por muy poca noción de música que tenga, distingue algo que suena bien de lo que suena mal. Un instrumento desafinado, que sé yo.

Entonces si te fijas de las bandas profesionales, que les va bien, por muy pobre, por decirlo así, que sea la música que hagan, o por muy simple que sea, la tocan bien. Y por eso les va bien. Tú dices: ¡Pero este hueón hace una canción de mierda y lo tocan en la radio o lo invitan a tocar a todos lados! Pero tú lo ves tocar y nunca el loco se va a desafinar, o sea se mandan las pifias normales que se manda cualquier músico, pero no van a dar la cacha arriba del escenario. Profesionalismo ante todo.

 

Hay muchas bandas que llega un nuevo integrante, que puede ser muy buen músico, pero al final entre ellos, no hay una sinergia no son muy buenos amigos. ¿Qué pasa ahí?

Alex de la Fuente:
Eso te puede funcionar hasta que sales de gira. Porque sale de gira y ya no estas con el músico con el que tocas nomás. Estás con el músico con el que compartes el mismo baño muchas veces compartes la misma pieza. No sé, terminas prestándote hasta la toalla, montón de hueás que son cosas que uno hace con los hermanos, no con el resto de la gente que conoces.

Y por ejemplo, en una oportunidad tocamos 70 veces en el año. Ahí vivimos la hueá de verdad. De que casi nos terminábamos odiando un rato. Porque nos íbamos los jueves en la noche y volvíamos el lunes en la mañana durante todo el año.

O sea olvídate de la familia, olvídate de las pololas y todo chocando la micro todos para la cagada. Porque es imposible poder llevar una vida así, donde la gente normal trabaja de lunes a viernes y el fin de semana para estar con la familia. Nosotros no, al revés, nos íbamos los fines de semana a tocar. Comienzas a tener problemas con tu familia, no poder ver a tus hijos todos los fines de semana porque andas tocando. Te va tensionando entonces cualquier roce que puedas tener en la gira, si nosotros no hubiésemos sido amigos, nos hubiéramos agarrado a combos en cualquier momento.

Entonces las bandas que no son amigos les funciona hasta que se van de gira primera gira se agarran a combos, le pegan a los fotógrafos.

 

¿Es un tema de ego?

Alex de la Fuente:
Claro, tú como artista necesitas tener un ego para creerte lo que estás haciendo, todos los pintores cualquier artista para poder expresarse tiene que creerse así mismo el cuento. Pero cuando el ego no cae en la sala porque choca con el ego del otro músico, que tampoco cae en la sala, entonces ahí ya los egos molestan y los egos están demás.

Por ejemplo para componer uno siempre trata de defender la idea hasta el final, pero también tienes que darte cuenta, en qué momento estás avasallando con tu idea, y en qué momento estás abriendo a que esa idea crezca y cuando no manejas los egos es imposible componer porque terminan todos discutiendo todos defendiendo su propia idea y nadie quiere ceder y ahí se ponen fome las bandas.

Yo he tocado con hartos músicos, y cuando empiezan a haber problemas de ego cagó todo. Ya no hay fiato, el fiato musical que puedas tener, el ego te lo echa a perder. Y peleas por cosas tontas cómo qué tema vas a tocar, por la hueá más tonta que puedas creer se pueden disolver bandas.

¿Qué música están escuchando actualmente?

Daniel Frommer:
Yo escucho harto rap funk, música electrónica, lo que menos escucho es metal, porque tocó metal entonces ese lenguaje yo lo manejó, el doble bombo, eso yo ya me lo sé. Entonces me sirve para agregar a mi fórmula otro tipo de lenguaje. Siempre estoy sacando ideas y digo: “¡Oh, la huevá rica que hizo ahí el hueón! Ya eso me lo voy a robar”.

Todos los bateros de metal tienen los mismos monos, por ejemplo si tú sacas un mono de jazz o de funk, todos quedan para atrás porque realmente en el metal o en el rock no se usan ese tipo de cosas. Entonces en lo personal me gusta harto eso incorporar otras corrientes. Lo hago porque me ayuda en la creatividad, tener otras perspectivas de lo que es un instrumento.

Cristobal Jofré (Guitarrista):
Hoy día viniendo para acá estaba escuchando Bruno Mars

Danilo Rodriguez (Bajista):
Yo estoy pegado con Ginger, una banda que fusiona harto prog, pero con hardcore y un poco de metal. Yo vengo como de la escuela hardcore y el punk rock qué es lo que aprendí a tocar primero. Después con el tiempo lo mismo que dice Daniel que de repente tocando hardcor un slap, puedo hacer más cosas y esto está en otro género musical. Se encuentra en el funk no se encuentran ritmos latinoamericanos también entonces darle más cuerpo al sonido eso es lo que empecé a rescatar. Pero normalmente, entre el Hardcore y el pank rock es lo que me emociona más. Yo estoy más ligado al mundo del skate, entonces llegando acá tuve que empezar a cachar que había que tomar cosas también, que había que aprender de algunos lugares, porque si puedes desarrollarlo, mostrarlo mejor, esa es como la idea. Digerir, y después te puedes pasear por otros lados y eso es lo que genera que la gente diga: ¡Oh, qué bien está sonando eso quiero escucharlo de nuevo!.

 

¿Qué bandas nacionales recomendarían?

Alex de la Fuente:
Congreso, el disco nuevo de congreso está espectacular

Daniel Frommer:
Yo recomiendo, Retumba qué es un poco de la línea de nosotros. Hardcore punk, hemos compartido harto con ellos, me gusta harto esa banda.

 

Nuevamente los agradecimientos a 2X por su aporte a la música chilena y apoyo a las nuevas bandas que recién comienzan a forjar su camino.

Un gran abrazo a 2X.