America Paz: “No tengas miedo a soñar, porque se puede cumplir”

Comparte

America Paz la llamada “Dama de Hierro del Bajo”, supo desde chica que la música era su camino, con mucho esfuerzo y sin dudar ni un momento esta consiguiendo lo que al parecer es su destino, ser una de las bajistas más connotada y con mucha proyección en la actual escena nacional.

Alcanzó la fama gracias a las redes sociales, siendo protagonista de varios videos virales tocando en distintos lugares de Santiago. Estuvimos con la “Ame” como le dicen sus amigos y nos contó de todo, de sus inicios en la música, hasta lo que se viene este año con el lanzamiento de su nuevo EP llamado “Start”.

¿Cómo nace el amor por el bajo?

Yo vengo de familia de músicos, mi mamá y mi papá tenían una banda en los años 80 que se llamaba Sol y Medianoche, fueron conocidos en su momento saliendo en programas como Sábado Gigante y el Festival de las Una, ellos hacían Rock Fusión y Folcklore con algo de Progresivo, pienso que eran bastante adelantados para su época.

Los fines de semana no eran normales, porque era como estar con mi viejo en su estudio y estaba el Zalo Reyes y Peter Rock entre varios más, de hecho, tuve problemas en el colegio porque decían que fantaseaba un poco con la música cuando les contaba lo que pasaba ahí.

Mi viejo nunca dejó de hacer música, siempre hizo de todo musicalmente, siempre le gustó el rock, y a veces me quedaba mirando los ensayos de el. Un día estaba dentro de la sala y el estaba con un power trío, entonces me quedé pensando y le dije “Como que tu guitarra la escucho pero la otra no” el me responde “No es una guitarra es un bajo” y me acuerdo perfecto que estaba delante del amplificador que era de mi porte y el sonido lo encontré genial y mas encima el lugar de madera hacía que todo vibrara, en ese momento me dije “Quiero ser bajista”.

¿Qué canciones fueron las que te ayudaron a partir?

Empecé a ir a clases de bajo en la casa de la cultura del Bosque porque a mi viejo no lo veía siempre, en las clases me enseñaban las escalas y a cachar las notas, me acuerdo que saqué Easy de Faith No More, pasaron los días y un día mi profesor me dijo “El bajo no es lo tuyo” y me fui super achacada para la casa, pero después me dije “Voy a seguir igual sola” y escuchando cosas en la radio las sacaba a oído.

Vendí una guitarra que me dio mi viejo porque necesitaba un ampli para el bajo y con eso empecé a practicar más y a estudiar el instrumento, de hecho cuando ya estaba en la enseñanza media, viví toda la revolución pingüina y me di cuenta que iba a puro dar jugo al colegio porque no habían clases y al mismo tiempo iba a un centro cultural de los Morros donde iban profesores de las universidades a hacer clases a niños en riesgo social y uno de los profes me dijo que hacía clases en la Arcis y que podía ofrecerme una beca especial para que puedas ir a clases como oyente. Le dije a mi mamá está idea y le planteé que prefería ir a la universidad en vez de estar haciendo nada en el colegio, que mejor me retirara del colegio, y lo hizo.

¿Qué sacas de todo lo que tuviste que hacer para empezar en el mundo de la música?

Cuando alcancé cierto nivel empecé a tocar con mi viejo y valoro mucho el aprendizaje que tuve con el, porque pasé de ser su princesa a ser un tipo más de la banda y eso hizo que me exigiera mucho más, solía enojarse mucho cuando me equivocaba, recuerdo una vez que estábamos ensayando y de repente mi viejo y el batero pararon en una canción y yo seguí, el enojado me dijo que no estaba pendiente en lo que estaba pasando alrededor y que solo estaba pegada en lo que estaba haciendo en el bajo, que tenía que estar atenta a todo lo que sucedía y hacía el resto de la banda, esas cosas para mi son más valiosas que aprenderse una escala, es experiencia.

 ¿Cómo fue tu incursión en el mundo del Metal?

Estuve en muchas bandas, la mayoría eran metaleras, estuve como 3 años en Polímetro, alcancé a grabar el último disco que sacaron y de ahí me salí, básicamente porque para ellos no era prioridad la música, eran todos mayores con familia, nos juntábamos todos los domingos a ensayar y tocábamos una vez al año.

Siendo mujer, ¿Te viste complicada cuando entraste en el mundo de los metaleros ?

Fue difícil al principio, cuando entré a Polimetro por el año 2009 no cachaba que ellos eran tan conocidos en ese mundo, recuerdo que fue noticia el regreso de la banda y anunciaban que volvían con una bajista, leía los comentarios como “¿Quién es esa pendeja?” “No debe tocar nada”, pero al final logré ganarme cierto respeto en ese mundo tan machista, aunque de entrada todos estaban esperando la pifia, pero igual fue buena la experiencia.

Cuando paso todo lo de Polimetro también estaba metida en Husar, una opera rock metal que habla de la historia de Manuel Rodríguez, donde estaba el cantante de Polimetro y otras bandas como Alto Voltaje. Ahí eramos 16 personas y yo era la única mujer, igual fue divertido porque nadie me conocía, el puro bajista. Yo canto en Husar, soy Marcó del Pont, entonces estuve como un mes ensayando con ellos y no tenían ni idea que era bajista, así que me veían solo como la niña que canta. Para ese show que fue en el Caupolican donde taloneamos a la Tarja (Nightwish), pidieron que Ricardo Susarte cantara el Fantasma de la Opera con Tarja además de tocar dos canciones de Polimetro, en ese momento el bajista de Husar me pidió a mi tocar los temas, eran canciones difíciles y ahí llegué a los ensayos con mi bajo y supieron que era bajista, todos quedaron sorprendidos y mientras ensayabamos vieron que tocaba.

Después de ese show fue mi entrada al metal de una, porque pasé de tocar en la sede, a tocar en un Caupolican lleno, ahí los Polimetros hablaron y decidieron volver como banda conmigo en el bajo, aunque tocábamos poco, tuvimos varias momentos importantes como telonear a Angra y tocar en un Metal Fest.

Estuviste harto tiempo con bandas metaleras ¿Cómo fue el cambio de ese mundo a la América Paz de hoy que hace funk?

A mi siempre me ha gustado el funk, desde que empecé a ser bajista, los primeros desafíos al comienzo era sacar temas de los Red Hot Chili Peppers, o de los Chancho, o de Sinergia, pero por cosas del destino me termine metiendo en el mundo del metal, y aunque hacía metal igual le ponía mi sello con sus slap.

Hablemos de tu manera de componer ¿En que piensas al momento de hacer canciones?

Obviamente hay un sentimiento que para mi es fundamental que es el amor, pero no solamente como el de pareja, sino que puede ser también el amor con algún familiar o a tu pasión, a la música, a la vida, entonces ese siempre ha sido la columna vertebral de mis canciones. A veces es super raro, se me ocurren canciones en los lugares menos pensados, como por ejemplo una canción que se llama “El Silencio” que la hice en la micro, de repente me llegó la melodía con letra y todo de la nada, entonces tomé el celular y grabé la melodía y me imaginaba el tono, después llegué a la casa, lo saqué y lo hice, así de corta, otro ejemplo es “Kamikaze”, en ese hice la música primero porque ahora estoy estudiando de nuevo y justo me están pasando una escala que se llama Dorio, entonces la única manera que me entre en la cabeza es creando algo que tenga que ver con eso, entonces ya se que esa escala nunca más se me va a olvidar.

¿Cómo nace 54?

Llegó un momento que me dije que quería hacer un disco bien popero con sonidos ochenteros, igual fue cuático porque ese disco lo empecé a hacer como un año antes de los videos virales, entonces mi plan con ese disco era  venderme al mundo del pop y no destacando como bajista, sino que como compositora o cantante, entonces cuando ocurrió lo de los videos virales, 54 ya estaba hecho y ahí se me ocurrió hacer el disco “Música de Toda una Vida” disco instrumental que incluyen canciones que tocaba en la calle.

¿De qué manera te ha ayudado Edo Caroe en la difusión de tu música?

El iba pasando, yo estaba en Los Leones, habían pasado como 2 semanas desde que el había estado en el Festival de Viña y estaba full famoso, entonces estaba tocando y veo una persona agachándose y me dice “Oye tocai bakan”, no lo reconocí al comienzo, me di cuenta que era el por un tatuaje que tenía después de 5 minutos, también porque la gente se empezó a acercar mas a mirar, y cuando caché que era el, le pedí una foto, me dijo que me iba a seguir en instagram y me mencionó en su programa de radio. Pasó como un mes y nos volvimos a encontrar en el mismo lugar y me dice que me quiere invitar para abrir uno de sus shows en el teatro Nescafé y ahí empezó todo.

¿Cómo llegaste a tomar la decisión de ser solista?

Para mi después del primer video viral, que fue uno tocando “Gracias a la Vida” en el metro los leones, como que cambió mi historia, porque antes de eso era como nada, de hecho la razón por la que salí a tocar a la calle o una de las razones era porque no tenía trabajo, aunque pedía a los otros músicos que me pasaran alguna pega, nunca me pescaron, entonces cuando decidí salir a la calle tenía como 24 años y es una edad en la que te cuestionas ¿Que voy a hacer con mi vida?, pero nunca imaginé que un video se iba a hacer viral. Ese video lo grabó un amigo y un día desperté y caché que tenía como un millón de reproducciones y pasé de tener 5 mil seguidores a 35 mil, eso me motivó a ser solista. Siempre quise tener una banda pero mi viejo me decía “Tu tienes que ser América Paz” pero en mi mente siempre tuve la idea de estar en una banda, pero al final todo lo que sucedió hizo que me convirtiera en solista.

Ya tenía seguidores y el tema “El Silencio”, asi que hablé con mi productor para grabar la canción y el hizo los arreglos de violines, después grabé un videoclip y empecé a preocuparme más de la imagen y como muestro lo que hago, así me transformé en solista.

Entre las tocatas en vivo y la difusión mediante redes, ¿Cual es la que te ha resultado mejor para darte a conocer?

Creo que uno siempre tiene que tratar de tocar, porque así generas vínculos con el público, pero lo de las redes sociales encuentro que es algo espectacular porque puedes llegar a gente que tu no pensai. Una vez leí un comentario del bajista de James Brown y el posteó un video mío diciendo “Esta mina es un monstruo del bajo”, entonces a veces me sentía como la cenicienta. En cuanto a los escenarios para mi son todos iguales, claro, hay unos más apoteósicos pero en todos tienes que dar el 100% porque nunca sabí que va a pasar o quien te va a ver.

Fuiste a Brasil y tocaste con músicos de talla mundial, ¿Qué tal fue esa experiencia?

Fui a tocar al Festival do Baixistas Sao Luis donde ademas di una Masterclass  y ese viaje fue mortal, igual estaba asustada porque sabía quienes eran los otros bajistas que iban a ir y son muy connotados a nivel mundial, yo me preguntaba ¿Qué iba a hacer yo ahí?, el nivel que tienen ellos y yo es demasiado diferente. Me empecé a preparar bien, durante harto tiempo, más encima me hicieron salir después de Dominic Di Piazza, un bajista francés muy top, igual salí no mas frente a 2.000 personas y me sentí tranquila, me dije “haré lo que se hacer” y toqué “El Silencio”, “Muy Funky” y cosas folclóricas. También llevé el Talk Box e hice una canción especial para esa feria llamada “In Love” mi primera cancion en ingles  y estudié hartos ritmos chilenos aplicados al Slap, porque pensé que si iba a otro país tenía que mostrar algo de mi cultura también. Si bien no era tan virtuosa como los otros bajistas, el plus que tenía era que fui la única que cantaba o la única que tenía formato canción.

¿En qué punto se separa la América Paz artista con la América Paz persona?

Para mi el año pasado fue un año de mierda, estuve casada y me separé justo cuando estaba sacando el 54, además me fui de mi casa, vivo sola y ahora si es la vida real. Afortunadamente me empezaron a llegar muchos alumnos y más trabajos, así que hasta el momento he sobrevivido bien, pero si he tenido todo un cuestionamiento hasta hace muy poco, donde grandes conocidos que te empiezan a tratar diferente porque tení un poco mas de seguidores o tipos que buscan salir conmigo por los contactos o conseguir algo pero no les interesa la “Ame”.

Tuve una crisis existencial porque al final  me siguen gustando las mismas cosas, riendo de las mismas estupideces y para mi nada ha cambiado, eso también me empezó a generar un vacío y pensaba, si esto es así ahora ¿como será después? por que esta claro que pretendo seguir avanzando, y ahí vas cachando quien es tu amigo de verdad y quienes no.

Ahora trabajas junto a la tienda overdrive y te dieron un bajo Music Man Stringray, pero no lo usaste en el show de lanzamiento de La Pera ¿En que te fijas al momento de elegir el bajo con que te presentarás?

Yo quería usarlo pero el día del lanzamiento de La Pera, por mejor me había conseguido un cabezal Aguilar que suena filete, pero la combinación Music Man y este cabezal es pésima, porque el Music Man es un bajo que suena muy fuerte, es un bajo activo pero que suena mas fuerte que cualquier otro del mismo tipo, entonces el slap sonaba reventado y por más que lo ecualizaba o lo movía no había caso, esto se lo comente a Rodrigo de Overdrive y me confirmó que la combinación era pésima porque es un cabezal mas estilo vintage y no soporta tanto power y solo por esa razón no lo usé en el lanzamiento, estuve probando unos amplis EBS que los venden en la tienda y ahí caché que esos si sirven para el Music Man así que pronto me verán tocando con ese ampli.

Mi bajo con el que siempre toco es muy especial, me lo hizo el luthier Claudio Gonzalez, es nada que ver con el Music Man, por ejemplo con el Music Man no tocaría “El Silencio” porque es muy tosco, mucho power, en cambio el de 6 cuerdas tengo un sonido mas medioso, más cálido y las notas duran más, es un bajo ideal si quieres hacer cosas como solista y acordes.

¿Qué música estas escuchando?

Ahora estoy escuchando mucho un duo que se llama Tuxedo, donde ambos son compositores y muy funky, como que tu los escuchas y parecen una banda de los 70 o 80, tienen mucho groove, me encantan. Otros que son contemporáneos que se llaman Chromio que hacen un estilo similar, el folclore también me gusta mucho, una de las cosas que indudablemente aprendí estando en brasil es que tienes que saber tocar algo y tener identidad, de hecho me preguntaron por los ritmos de mi país y me hubiese dado mucha lata mencionar la cueca y no saberla tocar.

Varias de tus canciones tienen mezclas de raíces folclóricas, ¿A que le atribuyes esto?

En cierta medida se da un poco con El Silencio, es un tema que de raíz es folclórico, esta en 3/4, si quisieras aplaudirlo como una cueca o convertirlo en una cueca, se puede hacer perfectamente, de hecho en brasil llamó la atención esa canción porque el folclore de brasil como la bossanova esta en 2/4 y la cueca tiene tiempos super raros y a ellos les sorprende eso y por eso tenemos que aprovecharlo.

Otro profesor que fue muy influyente para mi fue Ernesto Holman, creo que fue el primer bajista virtuoso que tuvo Chile, el mezclo la música mapuche y la cueca con el bajo y el jazz, entonces el me inculcó eso y me enseñó técnicas especiales, como hacer slap con cueca, es super loco, uno asimila al slap a un pulso cuadrado que te queda cómodo, pero la cueca te saca de esa zona de confort, entonces igual tienes que cabecearte un poco para lograrlo.

¿Qué nos puedes decir sobre Start?

En este nuevo EP, quise mezclar el mundo geek que tengo, con sonidos de 8 bits como el del Nintendo y mezclarlo con el funk, es un poco mas electrónico pero más funky que el 54, en el caso de La Pera incluimos unos sonidos como arpegedores y cosas que son bien como de juego.

Tendrá 6 canciones, como single La Pera, no podía ser otro, pero también hay un tema que se llama Game Over, que trata de una persona que como dicen “te querí pelar” pero que se termina enganchando. Hay otro tema que se llama Despierta y habla sobre la destrucción del planeta y otros temas que son más introspectivos; a diferencia del 54 que habla mas de la fiesta y del amor, Start habla  de diferentes cosas, mas transversal.

Yo me propuse sacar 2 EP al año, encuentro que es mejor que sacar un disco al año, porque me gusta tener un concepto en los discos. Como 54 es fiesta y Música de Toda una Vida es sobre lo que hacía en la calle, ahora Start se tratará sobre el mundo geek y el funk. Ya estoy planeando el siguiente que será medio solista donde podría ir Kamikaze, que lo hice hace 3 semanas y no alcanzó a estar en Start, pero con overdirve sacaré un video de esa canción.

¿Tendrías problema en hacer un dueto de música mucho mas comercial como Reggaeton por ejemplo?

Depende de como sea, si puedo imponer mi estilo no tendría problema, para mi la música es música, y creo que es como un poco el ejemplo que les doy a mis amigos, en el caso de Victor Wooten ¿si le pasaran un Squier no lo haría cagar igual y no lo haría sonar bacán igual?, eso es lo que pienso, entonces si me dicen “Haz un Reggaeton”, lo haría usando el ritmo y le pondría uno acordes interesantes como sorry de Justin Bieber, eso es Reggaeton pero no suena cuma, es el estilo de el pero usando un ritmo de Reggaeton. Lo que no haría es que si viniera un reguetonero y me dijera que me paga 50 millones (por dar una cifra) para que salga con el tocando haciendo el loco en un videoclip, le diría que no de una.

Me han llegado ofertas de hacer música popular de ese tipo pero nunca he enganchado, no me gusta la fama porque si, si voy a hacer conocida y llenar un Caupolican en un futuro que sea por lo que a mi me gusta hacer, pero si me pusiera a tocar cualquier cosa creo que sería tremendamente infeliz, si es por ganar lucas yo igual tengo pegas que tengo que tocar Reggaeton y me carga, pero son pegas que por tocar una hora gano buenas  lucas y la gente se vuelve eufórica vacilando lo que tocamos y cuando te bajai del escenario te tratan como si fueses una estrella pero es falso.

Cuando hice el 54 pensé mas o menos en eso, son temas oreja, pero lo hice antes de los videos virales, entonces cuando en ese momento conseguí lo que quería que era tener algo de reconocimiento en la música chilena y porque no decirlo, también afuera, ya no sentí esa necesidad, por eso mismo no le di mucho realce al 54, no intenté meterlo en radios. Con Start creo que será diferente porque es más fiel a lo que a mi me gusta hacer y creo que en Chile hay público para el funk, porque hay muchos viudos del funk, en especial después de lo que pasó con Los Tetas, entonces hay un nicho ahí que quiero atrapar.

Don Rorro de Sinergia ha sido uno de los pilares fundamentales para tu carrera ¿Cómo es trabajar con el?

Uno cuando lo ve de afuera lo ve como alguien bueno para el hueveo y no es asi, el es super serio y organizado, todo lo anota, es súper crítico, de hecho el me ayudo mucho con el tema La Pera, inicialmente en la letra, porque no era tan directa, al comienzo igual tenia algo mas de poesía, y el me dijo “¿Para qué le poní tanto? si el concepto en si igual es super simple”, entonces me di cuenta que no era necesario ponerle tanta poesía a algo que no es tan profundo, mejor que sea algo directo.

También existe un gran respeto mutuo, yo lo veo porque Sinergia es una banda que también salió con harto esfuerzo y sin ayuda de pitutos, llegaron al Festival de Viña, por eso cada cosa que el me dice que tengo que hacer yo trato de cumplirlo, aunque igual a veces tenemos sus discusiones como todos.

¿Crees que los sellos definen al artistas?

Creo que es como un trabajo en equipo, no es que yo dependa del sello o que sea inverso, los sellos ya no son como eran antes, antes estar en un sello era como lo máximo, pero ahora los sellos digitales básicamente lo que te ofrecen es subirte a las plataformas porque no es llegar y subir cosas, La Pera la subí hace 2 semanas pero tienen que analizar la letra y la calidad del sonido, no es como tener una cuenta de instagram, entonces esa parte es complicada, básicamente lo que te ofrecen los sellos digitales es eso, encargarse de esa parte administrativa de las redes.

Tus tocatas son muy entretenidas porque interactúas mucho con el público y eso es muy llamativo ¿Cómo planteas tus presentaciones?

Eso es algo que lo he ido desarrollando con el tiempo, hubo un tiempo en que no hacia historias en instagram, me daba una lata terrible y tampoco sabía que mostrar y ahí Don Roro me decía que tenía que empezar a ser mas activa y hacer historias y acercarme más a la gente, cuando me lo dijo empecé a pensar como quería que me viera la gente, tenía la opción que me vieran como la mina bajista super seria, pero en esencia yo no soy así. En un principio intente hacer un personaje pero que en el fondo no era.

Me pasó en la SCD que estaba tocando e igual se me salían un par de tallas y es algo que no puedo evitar, aparte que tengo un humor medio irónico o pesimista y es algo que no puedo ocultar, también tiene que ver con que no me quiero mostrar como una princesa, por el contrario, todos mis amigos me conocen porque soy chucheta pero creo que se pueden ser ambas.

¿Tu te planteaste ser una virtuosa en el bajo?

Fue algo que se fue dando, pero hoy en día es mi meta, mas que ser la mejor, es estar en el top mundial de bajistas y estoy trabajando en eso.

¿Quién es tu referente?

Hay una bajista que me gusta mucho que se llama Nikk West, que fue bajista de Prince, canta y toca slap y con mucha onda, ella es como bacán y me inspira harto, también me gustan mucho los bajistas brasileños Pipoquinha y Paraiso, como que me iluminaron con sus técnicas, me gustaría de todos ellos agarrar algo y hacer una cosa nueva.

¿Ves necesario irte de Chile para surgir en tu carrera?

No, lo he hablado con Don Rorro, me dijo que estaba asustado porque le dije que quería ser de las mejores bajistas del mundo y el pensó que para lograrlo tendría que irme a otro país, entonces le dije que no se trata de eso, por ejemplo Christian Galvez, el toca con los mejores jazzistas del mundo, pero el se va a tocar, vuelve, sigue con su escuela y la vida sigue igual.

Hay una fuerte propuesta visual tanto en tus tocatas como en tus redes ¿En que te preocupas al momento de decidir como mostrarte?

Tienes que buscar congruencias con tu propuesta, por ejemplo encuentro que lo visual es importante y no me refiero a parecer una modelo, de hecho yo no lo soy, pero igual a veces reto a los chiquillos con los que toco cuando veo que casi  van en pijama a tocar. No se trata de ir formal pero si forjar tu estilo y tener un plus, además de tener fotos bacanes, un concepto y que la gente diga “Quiero ser como ella”, “Quiero tener el pelo como ella” inspirar. Lo que pasa en el metal es que de verdad pareciera que se levantaron, no se bañaran y van a tocar.

Pero también pasa que a veces hay músicos que están muy metidos en todos los festivales, en muchas ferias y te metes a sus redes sociales y tienen muchos seguidores, mas de 10 mil, pero publican algo y con suerte tiene 100 likes, esos son números que no concuerdan, creo que eso pasa cuando el producto es falso y poco congruente, cuando eso pasa el público lo percibe.

A veces no basta con hacer música buena, tienes que tener todo; un concepto, una visual e inspirar. Mas encima ahora en las redes sociales, yo sigo a mucha gente, talentos musicales, cosplayer, etc. y hay mucha gente imponiendo estilo y una gama tan amplia de artistas en las redes que es como “¿Qué hago para llamar la atención?”.

¿Cómo te manejas con los excesos que van ligados al ambiente de los músicos, llámese alcohol y drogas varias?

La verdad es que tomo muy poco aunque en mis historias se vea todo lo contrario, carreteo y compongo en mi estudio pero yo tomo casi nada, de hecho mis amigos me aman por lo económica que soy.

Nunca he fumado Marihuana  nunca la he probado, al momento de componer estoy consciente 100%, porque en el caso del alcohol adormece lo sentimientos, me refiero a que si estoy sufriendo por algo y necesito componer en base a ese sentimiento, necesito sentir que estoy sufriendo para componer o si no ¿para que?.

Hay gente que funciona bien con el copete o la marihuana, lo respeto pero no va conmigo, a veces me pasa que el viernes toco en el Hard Rock y me tomo un par de chelas y es mi cuota pero a veces me pasa que el sábado tengo doblete y grabar algo en la mañana entonces yo de verdad no podría tomar tanto por que necesito ser funcional  y es que ya no estamos en los tiempos de los rockstar. Antes en la época de mis viejos quizás a los músicos se les aguantaba porque había un guitarrista que sabía leer y hacer bien la pega y por eso había que aguantarle que se tomara todo el hotel.

Hoy en día todos somos muy reemplazables, a veces me toca hacer pega de sesionista, entonces si llego tarde hago perder plata a la gente, porque la hora de estudio igual es cara y va a pasar que no me llamarán mas por irresponsable. Hoy el talento ya no vale, vale más la puntualidad y responsabilidad, mucha gente no toca con los mejores talentos, tocan con los mas responsables  y soy consciente de esa situación.

Es sabido que los locales prefieren tener bandas tributos en sus carteleras porque llevan más gente ¿Qué opinas de este escenario?

No encuentro que sea culpa de las bandas tributos acaparar los escenarios, los tributos existen en todo el mundo. El mismo batero que toca conmigo, toca en Piedra Negra que es un tributo a Pearl Jam donde canta el tipo de Mi Nombre Es, de hecho también toca en otra banda tributo a Alice in Chains y una tercera banda tributo a otra cosa también ligada al Grunge y el vive de eso, vive de la música y es totalmente válido, me alegra que pueda hacerlo y no creo que una cosa tenga que ver con la otra.

Creo que las bandas chilenas tienen que esforzarse un poquito mas, es difícil porque hay poco lugares para tocar y la escena es bastante mala, igual creo que hay bandas que se están poniendo las pilas, bandas más jóvenes por ejemplo una que se llama Amanitas que son puras minas y son secas, tocan un pop algo psicodélico y la han hecho de oro porque venden un concepto, uno las ve y es ver unión, trabajo en equipo, tienen buenas fotos, buenos look, hacen giras y son independiente, en vivo suenan la raja.

¿Que le aconsejarías a las bandas que están recién partiendo?

Es bueno ponerse metas mensuales, todos tenemos un sueño, por ejemplo si alguien quiere llegar al festival de Viña, se tiene que preguntar ¿Que tengo que hacer para llegar allá?, ¿Cómo lo hago?,eso se ve como algo muy lejano. Yo lo que hago es ponerme metas mensuales, como por ejemplo, en este mes voy a lanzar dos videos y un single, o voy a grabar durante tantos meses, o voy a lanzar en x mes mi disco, eso es algo que me ha funcionado super bien porque ayuda a ordenarte y tener clara tus prioridades y lo otro es no tener miedo a soñar porque se puede cumplir.

Te dejamos “La Pera” el primer single del disco Start junto al gran Lalo Ibeas (Chancho en Piedra).